TIPOS DE REVESTIMIENTOS CERAMICOS

Los revestimientos cerámicos se elaboran a base de arcillas y otros componentes minerales, y, en ocasiones aditivos de diferente naturaleza que tras haber sido molidos, tamizados, amasados,  humidificados y moldeados con diversos  procedimientos (extrusión,  prensado…..) son secados y sometidos a diferentes tratamientos (esmaltados, decoración….) antes de ser cocidos (una o varias veces) en hornos  altas temperaturas.

Se presentan en piezas de cerámica de diferentes tamaños, espesores, colores y acabados superficiales. Una primera clasificación de los revestimientos cerámicos para fachadas permite establecer dos tipos fundamentales de baldosas cerámicas para fachadas: baldosas cerámicas esmaltadas y baldosas cerámicas no esmaltadas.

aplacado_mixto_revestimiento_fachadas

Dependiendo del proceso seguido en la fabricación de los revestimientos cerámicos para fachadas podemos hacer una primera clasificación de los mismos en: Revestimientos cerámicos de pasta roja o de pasta blanca también denominados azulejos de pasta roja y azulejos de pasta blanca, gres, gres esmaltado y gres porcelánico.

Los azulejos de pasta roja y azulejos de los pasta blanca  son revestimientos cerámicos que se diferencian entre sí por el tipo de arcilla empleado en su fabricación: las que contienen óxidos en su composición (fundamentalmente hierro y manganeso), los cuales en el proceso de cocción darán diferentes coloraciones al azulejo y los que no contienen óxidos colorantes que, tendrán  una coloración blanca después de la cocción. Se caracterizan por ser revestimientos cerámicos con un grado de porosidad elevado, habitualmente con aplicación de vidriados (esmalte) y sometidos a una o varias cocciones.

gres_porcelanico

Los revestimientos cerámicos de gres se diferencian de los azulejos por su grado de porosidad, baja o muy baja para el gres rustico, baja o media para el gres esmaltado y muy baja en el caso del gres porcelánico. La característica diferencial del gres rustico es la ausencia de vidriados (esmalte) y su uso, mayoritariamente, como pavimento. Gres esmaltado y Gres porcelánico son utilizados tanto en pavimentación como para el revestimiento cerámico de fachadas.

Las soluciones constructivas para el revestimiento de fachadas con revestimiento cerámico dependerán en gran medida de las características técnicas y prestaciones de los materiales a emplear en el revestimiento. Así para el caso del aplacado de fachadas, es decir cuando las piezas de revestimiento cerámico se adhiere directamente al muro soporte, lo más adecuado es el empleo de baldosas cerámicas con un alto grado de porosidad que facilite su adhesión al soporte pudiendo emplearse únicamente adhesivos cementosos (aplacado simple) o una combinación de adhesivos y elementos mecánicos de refuerzo enclavados en las juntas de separación entre baldosas y fijados mecánicamente al cerramiento. En el caso de las fachadas ventiladas, las altas prestaciones mecánicas y de resistencia química del gres porcelanico lo convierten en el material de revestimiento cerámico para fachadas  de primera elección.

PachecoAM, especializados en la rehabilitación de comunidades de propietarios ofrece una amplia gama de soluciones constructivas para la rehabilitación de fachadas y cubiertas, todas ellas realizadas por personal especialmente cualificado y formado y con supervisión constante por parte del departamento técnico.