FISURAS EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN

fisuras_hormigon

El hormigón, también denominado concreto, es uno de los materiales de construcción más frecuente gracias a su alta resistencia ante los esfuerzos de compresión (esfuerzo para soportar la acción de dos fuerzas opuestas  que tienden a reducir el volumen del objeto). Habitualmente en la elaboración del hormigón se suelen utilizar diversos aditivos para mejorar sus prestaciones técnicas tales como impermeabilizantes, colorantes y retardadores del fraguado.

Aunque el hormigón es un material muy resistente a los esfuerzos de compresión, su comportamiento frente a los esfuerzos de flexión o tracción no es tan bueno y  es por ello que suele utilizarse en conjunción con materiales como el acero, es lo que se denomina hormigón armado. Estas barras de acero que atraviesan el hormigón son las encargadas de soportar las fuerzas de tensión y aportan al hormigón la capacidad de deformarse bajo cualquier carga. Sin embargo si la fuerza de tensión supera la resistencia a la tensión del hormigón se generará fisuras en el hormigón.

Una vez detectadas fisuras en la estructuras de hormigón, lo más convenientes es subsanar las causas de la fisuración del hormigón lo más rápido posible con lo que se evitara la aparición de patologías más graves. Tres son los factores a tener en cuenta en la rehabilitación de estructuras de hormigón con fisuras:

  1. Determinación del tipo de fisura: Para que la rehabilitación de estructuras de hormigón sea realmente eficaz lo primero es determinar el tipo de fisuras que afectan a la estructura de hormigón. En el caso de las fisuras activas, también llamadas fisuras vivas (fisuras que continúan abriéndose) lo más adecuado sería rellenar las fisuras con resinas sintéticas elásticas que permiten mayor grado de deformidad. Cuando se trate de una fisura inactivas (muertas o estabilizadas), la inyección de resinas sintéticas rígidas permitirá restaurar las fisuras completamente.
  2. Grosor de la fisura: Aun cuando es posible la rehabilitación de estructuras de hormigón con fisuras cuyo grosor oscile entre 0,15 mm y 6 mm. mediante la inyección de algún tipo de resina sintética, hay que tener en cuenta que dependiendo del grosor, el grado de viscosidad del producto a utilizar será mayor o menor. Así para fisuras con grosor reducido, la viscosidad del producto será menor que en las fisuras de mayor envergadura. Para grosores superiores a los 6mm es necesario utilizar materiales cementosos.
fisuras_hormigon_armado
  1. Condiciones de humedad en las fisuras: Antes de proceder a la rehabilitación de fisuras en estructuras de hormigón es importante determinar no solo la existencia o no de humedad en la fisura y, en el caso de que exista si esta humedad es temporal o permanente, sino también si el agua presente en la fisura tiene presión o no. En el caso de las fisuras en el hormigón en las que se detecta humedad es conveniente utilizar algún tipo de resina que reaccione con el agua (resinas de poliuretano, resinas acrílicas flexibles y no expandibles con el agua), de modo que cuando la resina entra en contacto con el agua se expande sellando la fisura y la entrada de agua hacia el interior de la estructura de hormigón.

PachecoAM, realizamos todo tipo de trabajos de rehabilitación de viviendas y comunidades de propietarios. Rehabilitación de fachadas y cubiertas, impermeabilización de cubiertas y reparación urgente de goteras, obras de reforma y mantenimiento integral de comunidades son algunos de nuestros servicios. Calidad y profesionalidad  garantizadas gracias a nuestra amplia experiencia.