LESIONES Y PATOLOGIAS EN FACHADAS

lesiones_patologias_fachadas

En todo proceso de rehabilitación de fachadas con lesiones de comunidades de propietarios es importante distinguir entre lo que serían lesiones propiamente dichas y lo que sería la patología que afecta a la fachada; igualmente es importante tener en cuenta cual es el origen o causa de la lesión puesto que si no se averigua el  mismo y se subsana a tiempo no se podrá erradicar la patología que afecta a la fachada.  Por lo tanto en toda rehabilitación de una fachada hay que empezar por un diagnóstico preciso de la patología de la fachada que incluya la descripción de todas las lesiones presentes y el origen o causa de las mismas.

Entendemos por patología constructivas  todos aquellos procesos patológicos que se dan en las fachadas y que tienen un  origen, una evolución y una serie de síntomas, lesiones y/o fallas en cualquiera de los elementos, materiales o estructuras que conforman  la fachada de las comunidades de propietarios y que ponen en riesgo la integridad  estructural de la misma y de los usuarios de las comunidades de propietarios.

Por lesiones se entiende cada una de las manifestaciones observables de un problema constructivo. Existen diferentes tipos de patologías (primarias y secundarias) que suelen presentarse no de forma aislada sino entremezcladas entre si ya que en muchas ocasiones las lesiones secundarias son el producto o el efecto de lesiones primarias que afectan a la fachadas. En todo caso e independientemente de si se trata de una lesión primaria o secundaria son siempre el efecto final de la patología o proceso patológico que afecta a las fachadas.

Es importante también tener en cuenta que en todo proceso de rehabilitación de fachadas el nivel de riesgo de la fachada en función de la patología que presente. Estos niveles o indicadores de riesgo permitirán adoptar las medidas de seguridad necesarias para garantizar tanto la integridad de los usuarios de la comunidad de propietarios que presenta lesiones en su fachada como la de los viandantes. Son tres los niveles de riesgo que se pueden asignar a las fachadas con lesiones:

  1. Riesgo de primer grado: afecta solo al aspecto estético, no resulta por tanto peligroso  y basta unas pocas medidas de mantenimiento preventivo para evitar pasar  al nivel superior de riesgo.
  1. Riesgo de segundo grado: Son aquellos que no suponen un riesgo importante para la estabilidad estructural del edificio o de sus habitantes pero si afectan a la salubridad y funcionalidad y requieren una intervención correctiva y rehabilitación de la fachada no urgente.
  1. Riesgo de tercer grado: las lesiones y patologías que presenta la fachada suponen un peligro inminente y generalizado tanto para la estabilidad del edificio como para las personas. En este caso se hace necesario la realización de obras de rehabilitación de la fachada urgentes.
lesiones_patologias_fachadas2

En PachecoAM llevamos mas de dos decadas realizando estudios patológicos de las fachadas y realizando proyectos de rehabilitación integral de todo tipo de edificios. Garantizamos la calidad de nuestros trabajos de rehabilitación y ofrecemos a las comunidades de propietarios nuestros servicios de mantenimiento que aseguren su correcto funcionamiento, y seguridad y evite la aparición de nuevas patologías.