FACHADAS VENTILADAS CON LAMINADOS DE ALTA PRESIÓN (HPL)

Las fachadas ventiladas, uno de los sistemas constructivos de cerramiento exterior más innovador en la rehabilitación térmica de comunidades de propietarios y en el que gracias a la cámara de aire creado entre la hoja interior de edificio (muro soporte) y la hoja exterior (hoja no estanca que sirve de capa de revestimiento), se consigue el aislamiento térmico y acústico de la comunidad de propietarios. Esta cámara de aire permite una mayor estabilidad térmica (el calor se mantiene  en el interior de las viviendas en invierno y, en verano es reflejado en la fachada evitando su penetración), evita cambios bruscos de temperatura y facilita el control de la climatización en el interior de las viviendas de la comunidad.

Laminados_alta_presión_fachadas_ventiladas

Múltiples son los materiales utilizados en la hoja de revestimiento de las fachadas ventiladas: aplacado de piedra, cerámica, madera o vidrio; placas de fibrocemento, paneles composite  o fenólicos,……. Estos últimos son laminados de alta presión (HPL) fabricados a partir de capas de papel aglutinado con resinas termoestables de melamina-formaldehido en su superficie y de Fenol-formaldehido en su interior, cuyo proceso productivo tiene lugar en prensas de laminado de alta presión a unas temperaturas elevadas.

El Laminado de Alta presión (HPL) para fachadas ventiladas, además de sus propiedades como aislante térmico y acústico aporta una serie de ventajas en la rehabilitación de fachadas de las comunidades de propietarios. Especialmente indicado para el revestimiento de las fachadas ventiladas es extremadamente resistente a impactos y golpes, al desgaste, al rayado, a la intemperie (agua en sus diferentes estados, polvo, calor, heladas); es fácilmente limpiarle, insensible a los grafitis, barnices y sprays y requiere poco mantenimiento.  Además los laminados de alta presión (HPL) gracias a la variedad de colores y composiciones posibles,  añaden un valor estético a las fachadas ventiladas y, por su facilidad para ser instalados se han convertido en uno de los materiales de revestimiento más versátiles para su uso no solo en fachadas ventiladas, sino también en múltiples aplicaciones de diseño y decoración de interiores.

En función de su aplicación podremos encontrar los siguientes tipos de laminados de alta presión (HPL): Laminados para construcción interior, laminados para construcción exterior, laminados para revestimiento de suelos y laminados para transporte y para mobiliario. En el proceso de etiquetaje de los laminados de alta presión debe aparecer alguna de las siguientes nomenclaturas en función del uso al que están destinados:

  1. H = laminados para aplicación horizontal.
  2. = laminados para aplicación vertical.
  3. C = laminados compactos.
  4. E = laminados para exteriores.
  5. AC (de AC1 a AC5)= clase de abrasión para un revestimiento de suelo.
  1. D = servicio intenso o severo.
  2. G = uso general o moderado.
  3. S = laminado estándar.
  4. F = laminado ignífugo.
  5. P = laminado postformable

Los laminados de alta presión para fachadas ventiladas más habituales son aquellos clasificados como CGF (Laminados compactos de uso general o moderado e ignífugos) o EDF (Laminados para exteriores de uso intensivo o severo e ignífugos).

Pacheco AM, somos especialistas en la rehabilitación y mantenimiento de comunidades de propietarios. Ofrecemos una amplia gama de servicios y las técnicas más innovadores en la rehabilitación térmica de edificios; asesoramos y realizamos proyectos personalizados para la rehabilitación de su comunidad de propietarios  o vivienda.