USO Y MANTENIMIENTO EN CUBIERTAS INCLINADAS

En la ejecución de cubiertas inclinadas, tanto en viviendas unifamiliares como en comunidades de vecinos, se emplea una amplia variedad de materiales para conformar la capa la superficie de acabado. Materiales  de fibrocemento,  chapas metálicas lisas,  pizarra,  paneles metálicos,….. Son  frecuentes, pero quizás las cubiertas inclinadas de teja son las más habituales.

Como cualquier otro elemento de cerramiento de la comunidad de propietarios o vivienda, la cubierta inclinada, requiere una serie de trabajos de mantenimiento que deben de realizarse si se quiere evitar la aparición de lesiones graves en la cubierta que den lugar a costosas rehabilitaciones de la cubierta inclinada.

cubierta_inclinada_teja

Por sus características constructivas  la cubierta inclinada requiere que, además de las labores de mantenimiento pertinentes, que se respeten una serie de normas de uso específicas para las cubiertas inclinadas. Se debe evitar colocar sobre la cubierta inclinada elementos que puedan producir la perforación o dificulten el desagüe de la misma, tales como antenas o mástiles que deberán sujetarse preferentemente, en caso de ser necesario a paramentos;  no se cambiaran las características funcionales o estructurales de los faldones, limas y desagües de la cubierta ni se sobrepasaran las cargas prevista para ella y no se utilizaran ganchos de servicio para cargas superiores a 100kg; asimismo se evitará el uso de productos químicos sobre la cubierta inclinada para evitar así el posible vertido accidental de dichos productos sobre la cubierta inclinada.

Las labores de mantenimiento en las cubiertas inclinadas que deben de realizarse periódicamente son:

  1. Anualmente: Retirada de vegetación y de cualquier tipo de material acumulado en la cubierta  por efecto del viento. Retirada de sedimentos derivados de la retención ocasional de agua en la cubierta, así como de la nieve que obstruya desagües o huecos de ventilación. Conservación en estado óptimo de los elementos relacionados con el sistema de estanqueidad (aleros, petos…..)
  2. Cada tres años comprobación del estado de conservación de las tejas y reposición de las defectuosas.
  3. Cada 5 años: revisión y reparación en su caso, del faldón y comprobación del gancho de servicio.
lesiones_cubierta_inclinada_teja

Si a  pesar de realizar las labores de mantenimiento y conservación de forma adecuada se observara la aparición de humedades en el forjado bajo la cubierta inclinada o en el interior de las viviendas, sobre todo si estas aparecen tras un periodo de lluvias, nevadas o vientos, deberá de realizarse una inspección de la cubierta para determinar el origen de dichas humedades adoptar las medidas necesarias para garantizar el buen mantenimiento de la cubierta inclinada.

Las roturas y desperfectos que por efecto de golpes, fenómenos meteorológicos, o envejecimiento natural se produzcan en los materiales o elementos de la cubierta inclinada deberán subsanarse con materiales análogos y en condiciones de ejecución y puesta en obra iguales a los de la cubierta inclinada, prestando especial atención a los desprendimientos o rotura de los elementos de remate de los bordes y encuentros.

En PachecoAM estamos especializados en la rehabilitación de todo tipo de cubiertas, y ofrecemos además nuestros servicios de mantenimiento integral tanto de fachadas como de cubiertas.